martes, 1 de octubre de 2013

La Obesidad y el Cáncer

Dr. Francisco Campabadal De Mendiola
Especialista en Medicina Familiar y Geriatría
Director Médico para GNC Costa Rica


Mucho conocemos sobre los numerosos riesgos de salud que están asociados con la obesidad; entre ellos, la enfermedad cardiovascular, la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol elevado, la enfermedad de riñones, gota, derrame cerebrovascular, trombosis venosa, apnea obstructiva del sueño, la  depresión, etc. Sin embargo, para muchos puede ser una sorpresa aprender que recientemente también se ha asociado la obesidad con el cáncer.

Definimos obesidad como un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 kg/m2. Este es un índice que toma en cuenta nuestro peso (Kg) en proporción con nuestra altura (m2).

Existen varios estudios clínicos de alta calidad que comprueban y demuestran una fuerte asociación entre la obesidad y el cáncer. Lo primero que nos dicen estos estudios es que ciertos tipos de cáncer  ocurren con mayor frecuencia en personas obesas  y  que la presencia de obesidad por sí sola aumenta la probabilidad de morir por causa de algún tipo de esta enfermedad.

Un estudio realizado en los Estados Unidos, publicado en el 2004, siguió durante 16 años a 900,000 adultos y llegó a las siguientes conclusiones: las personas con obesidad (IMC>30kg/m2), tanto hombres como mujeres, tenían mayor probabilidad de padecer y morir por causa de cánceres de:

1. Esófago
2. Colon y recto
3. Hígado
4. Vesícula
5. Páncreas
6. Riñón
7. Linfoma No-Hodgkin
8. Mieloma múltiple

Otro estudio, publicado en el Reino Unido en el 2008, llega a la alarmante conclusión de que por cada 5 kg/m2 de incremento en masa corporal en los hombres, existe un aumento significativo en la probabilidad de padecer cáncer de esófago, tiroides, colon y riñón. Además, concluye que por cada 5kg/m2 de incremento en masa corporal en las mujeres, existe un aumento significativo en la probabilidad de padecer cáncer de endometrio, vesícula, esófago y riñón.

Ya teníamos muchas razones para esforzarnos por mantener un peso saludable. Sin embargo, estos estudios nos dan una razón que va más allá de la vanidad y de las razones comunes por las cuales queremos bajar de peso. Dicho en palabras sencillas, al mantenernos con un peso adecuado, evitando la obesidad, estamos previniendo contra el cáncer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada