viernes, 15 de junio de 2012

Necesidades Nutricionales del Hombre


62.4% de la población masculina entre 20 y 64 años de edad, tiene sobrepeso u obesidad
50% de la alimentación del hombre adulto debería componerse de frutas y vegetales
  • Se deben fortalecer diferentes órganos y consumir mayores cantidades de nutrientes, dependiendo de la etapa de la vida en que se encuentre.
  • La andropausia, versión masculina de la menopausia, produce un descenso en el metabolismo del cuerpo, provocando una lenta asimilación de nutrientes. 
Junio, 2012Las necesidades nutricionales de los hombres cambian constantemente, conforme se llega a la adultez mayor. Los hombres tienen mayor predisposición a padecer trastornos cardiovasculares y su sistema inmune no reacciona tan intensamente como el de las mujeres, por ello la relevancia de mejorar los hábitos de vida y la dieta.
La doctora Alicia Marín, asesora médica de GNC, recomienda consumir la cantidad de alimentos necesaria según la edad, el peso y la actividad física que se realiza. El 50% de los alimentos deben ser vegetales y frutas, 25% granos (de preferencia integrales) y 25% proteínas como el pescado y el huevo.
Jóvenes: los hombres mayores de 18 años deben adoptar hábitos que generen salud a corto y largo plazo, como el consumo de alimentos orgánicos y naturales, limitar el consumo de alcohol, realizar actividad física regularmente, mantener un peso adecuado y dormir lo necesario.
Las enfermedades mas frecuentes en esta edad son las contagiosas en el tracto respiratorio, digestivo y sexual, las intoxicaciones por alcohol o drogas, la gastritis y la colitis.
“Al tratarse de una etapa de profundos cambios biológicos, psicosociales y cognitivos que tienen efecto directo en el estado nutricional, se aumentan en gran medida las necesidades de energía, proteína, vitaminas y minerales”, explica la Dra. Marín.
Adultos: el hombre adulto debe evaluar su estilo de vida y modificar costumbres o hábitos poco saludables. Es importante eliminar las sustancias tóxicas acumuladas en el organismo a lo largo de los años,  especialmente en el intestino grueso, hígado, pulmones, riñones y piel.
“Es recomendable oxigenarse e ingerir una adecuada cantidad de fibra y líquidos. Los productos herbales con propiedades desintoxicantes como la clorofila y la silimarina suelen ser útiles. Además es importante iniciar con chequeos médicos de forma regular para detectar a tiempo cualquier enfermedad”, comenta la especialista.
Adulto mayor: La andropausia es una disminución de las hormonas masculinas que inicia en los varones alrededor de los 60 años de edad, produce un descenso en el metabolismo del cuerpo, haciendo que los procesos de asimilación de nutrientes, reparación de tejidos y producción de enzimas, se tornen lentos y a veces ineficientes para mantener el rendimiento de los sistemas digestivo, musculo-esquelético, sexual y nervioso.
Para mejorar la sexualidad y las funciones hormonales, Marín recomienda suplementos a base de hierbas como la Gotu kola, la Daminana, el Licopeno y las vitaminas del grupo B; para cuidar la función digestiva aconseja la fibra, probióticos y enzimas; para la función cardio-circulatoria los antioxidantes y omegas y para el sistema inmunológico la vacunación respectiva, vitaminas y suplementos herbales.
Recomendaciones para prevenir enfermedades

-Trastornos cardiovasculares: Disminuir el consumo de sodio, grasas saturadas, colesterol, harinas y azúcares refinados. Aumentar la ingesta de frutas, vegetales, cereales integrales, ácidos grasos, omega 3, vitamina C, folatos, flavonoides, potasio, calcio y magnesio.

-Cáncer de estómago, colon, pulmón y próstata: Evitar frituras, alimentos quemados o ahumados y las grasas de origen animal. Incluir en la dieta una buena cantidad de vegetales frescos, almendras, fibra, ácidos grasos, omega 3, vitaminas B2, B6, B12, folato, C, D y E, selenio, calcio y zinc y ajo. Puede ser valiosa la suplementación con coenzima Q10, melatonina, shiitake, diente de león, te verde, equinácea y uña de gato.

-Demencias: Evitar el alcohol en exceso, alimentos procesados y la contaminación con metales como el aluminio y el mercurio. Consumir fibra en abundancia, así como cantidad suficiente de boro, potasio, complejo B, zinc y selenio. Es beneficiosa la suplementación con lecitina, ginkgo biloba, coenzima Q10 y resveratrol.

-Trastornos articulares: Tratar el sobrepeso y reducir los alimentos de origen animal. Incluir en la dieta cebolla, ajo, espárragos, perejil, vitamina K, E y B5, boro, ácidos grasos omega 3, cereales integrales, piña fresca, chile, alfalfa, glucosamina y condroitina.

-Trastornos digestivos: masticar adecuadamente, respetar los tiempos de comida, reducir los lácteos, consumir cereales integrales, vegetales, frutas y verduras con cáscara, probióticos, suplementos enzimáticos, glutamina y vitamina D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada